català  castellano
Logo Dr.F.Codina Garcia




Web Médica Acreditada. Ver más
información
Imatge estetoscopi
Las tres edades, per Gustav Klimt

Los trastornos del sueño

Hasta uno de cada tres niños/as puede presentar algún tipo de trastorno del sueño en algún momento de la infancia y/o adolescencia.

Insomnio infantil
Es el trastorno del sueño más frecuente, especialmente entre los 6 meses y 5 años de edad. Durante el sueño hay un estado como de "pseudoalerta" con ausencia de sueño profundo y reparador. Este trastorno revela una deficiente adquisición del hábito del sueño. Es importante descartar procesos orgánicos que podrían distorsionar el sueño. El objetivo final es que el niño aprenda a conciliar el sueño solo. Los niños con insomnio son totalmente normales desde el punto de vista físico y psíquico.

Síndrome de apnea obstructiva del sueño
La alteración se produce por la obstrucción recurrente parcial (hipopnea) o total (apnea) de la vía respiratoria superior durante el sueño.

icono sueño



Este trastorno produce "microdespertares" responsables de la alteración del sueño normal. Los niños/as presentan ronquidos habituales (más de 3 noches por semana). Respiración bucal. Aumento del esfuerzo respiratorio. Pausas respiratorias observadas por los padres. Posturas anómalas durante el sueño. Sudoración profusa. Sueño agitado con frecuentes despertares nocturnos. Enuresis nocturna. Dolor de cabeza o irritabilidad mañana. Cansancio o sueño excesivo por la tarde.

Síndrome de las piernas inquietas
Es un trastorno neurológico crónico. Se caracteriza por la necesidad imperiosa de mover las piernas en situaciones de reposo y asociada habitualmente a una sensación desagradable. Esta sintomatología empeora al final del día y se alivia con el movimiento. Hay antecedentes familiares en la mitad de los casos. Los niños con hierro bajo o con anemia pueden tener tendencia a padecer el síndrome. Algunos medicamentos pueden empeorar el cuadro. El consumo de cafeína, alcohol y tabaco pueden agravar o provocar los síntomas.

Parasomnias
Son fenómenos físicos o conductas no deseables que ocurren durante el sueño alterándolo. Raramente se necesitan estudios. De evolución benigna y remisión espontánea.

Sonambulismo
Consiste en la instauración de conductas complejas iniciadas durante el sueño. En las formas complejas el paciente camina dormido. Es más fácil encontrarlo en niños/as entre los 4 y 8 años. Habitualmente están calmados y sin expresión de miedo.
Somniloquia
El hablar durante el sueño, se considera un fenómeno normal que puede darse en la población general a cualquier edad de la vida.
Terrores nocturnos
Se trata del trastorno más dramático del despertar. Suelen aparecer a primeras horas de la noche. Es típico en los 3-4 años. El niño/a está agitado, llora, grita, suda y se ve angustiado. En los terrores nocturnos, el niño/a no recordará nada de lo que le ha causado este malestar, por lo tanto no se les debe interrogar esperando que nos expliquen lo sucedido. Si insistimos no generaremos más que confusión. Se resuelven espontáneamente en la adolescencia. Los terrores nocturnos pueden ser desencadenados por fiebre, falta de sueño...
Pesadillas
Son sueños con experiencia de miedo que generalmente los despiertan. La pesadilla generalmente es un sueño largo que suele ocurrir en el último tercio de la noche. El niño se despierta, generalmente consciente, y es capaz de explicar lo que ha soñado. Las pesadillas son frecuentes entre 3 y 6 años y tienden a disminuir con la edad. Un grupo pequeño de niños/as las continúa teniendo.
Despertares confusionales
Son despertares parciales en el transcurso del sueño profundo, durante la primera parte de la noche y comparten características con el sonambulismo y los terrores nocturnos pero, en este caso, no existe caminar nocturno ni llanto o agitación. El niño/a se despierta de manera brusca, confusa y desorientada. Trastorno muy frecuente en niños menores de 5 años.
Movimientos rítmicos durante el sueño
Algunos niños/as efectúan movimientos de acunarse para conciliar el sueño o durante el mismo. Consisten en movimientos repetidos y rítmicos de la cabeza o todo el cuerpo hasta que se consiguen dormir. Suelen iniciarse hacia los 9 meses y raramente persisten más allá de los dos años.
Bruxismo
Consiste en rechinar los dientes durante el sueño. No es sinónimo de presencia de parásitos (gusanos). En ocasiones es necesario consultar a un ortodoncista para que evite el desgaste de las piezas dentales.

Consulte si su hijo/a:
1. Duerme poco y no mejora con normas de conducta.
2. Se duerme en clase reiteradamente.
3. Siestas rutinarias en mayores de cinco años.
4. Suceden cosas "raras" por la noche que no mejoran con normas de conducta.
5. Horario de sueño "poco convencional" de forma continuada.
6. Inicio de parasomnias en la adolescencia.
7. Ronca o realiza pausas respiratorias durante el sueño.
8. Mueve mucho las piernas sentado o tumbado.

gráfica sueño


gráfica sueño

Dr. F. Codina Garcia. Diciembre 2014

ajustament
icona descarrega

Aviso: La información de esta página no se puede considerar un diagnóstico ni un tratamiento, así no puede sustituir la atención médica. En ningún caso sustituye la opinión o las prescripciones de los profesionales. el titular del sitio web no puede garantizar que la información está completamente libre de error a pesar de los esfuerzos para asegurar la veracidad y actualización. Se recomienda siempre la consulta a su pediatra y no se hace responsable de posibles malentendidos del contenido de la página.